casa de niños

“Ayúdame a hacerlo por mí mismo”

- MARIA MONTESSORI

 
 

Dentro de CASA DE  NIÑOS  el niño adquiere entusiasmo por aprender, lo cual es la base para su formación como adulto seguro de sí mismo.

Las aulas están diseñadas para que los niños se sientan cómodos, los materiales están ubicados en muebles al alcance de ellos.  Trabajan en pequeñas alfombras en el piso, y/o disponen de mesas bajas con cojines tipo meditación.

A través del trabajo, el niño logra una integración de su yo (psiquis) es decir, la normalización: la construcción del hombre en la auto disciplina, concentración y tranquilidad. El niño utiliza el trabajo en el medio ambiente para mejorarse a sí mismo; por lo tanto, el ambiente debe propiciar un trabajo social, colectivo y organizado. Se educa para la Independencia, la Sensibilidad, el Despertar y el Trabajo para la Paz.

Las materias culturales que combinan la geografía, biología, ecología y antropología, ofrecen a los niños una visión global y un despertar ecológico. Cuando los niños llegan a esta área, se añaden al trabajo las necesidades fundamentales del ser humano, y los proyectos artísticos y deportivos harán que el alumno tenga un agudo despertar para comprender que las gentes del mundo son iguales, con necesidades idénticas y que sus formas de satisfacerlas son diferentes; esto conlleva a la aceptación y tolerancia por la diversidad.

Al niño se le inculca libertad en su trabajo y en todas las acciones que no perturben de ninguna manera el ambiente. Así eliminamos el desorden y el niño desarrolla amor al trabajo, autodisciplina y obediencia.

El aula Montessori  tiene niños en edades variadas y con diferentes niveles de conocimientos y capacidades, esto permite que ellos progresen a través  del currículo a su propio ritmo, por esta razón no hay motivo académico para agrupar niños de acuerdo a una misma edad.

En un salón con edades diferentes, los niños podrán siempre encontrar compañeros quienes estén trabajando en su nivel de aprendizaje.

Para responder a sus necesidades individuales, los salones Montessori han acomodado un currículo que cubre los intereses y habilidades incluso de los alumnos mas acelerados de la clase.

Cuando tenemos edades múltiples, los niños menores, son constantemente estimulados por el trabajo interesante que realizan los mayores,  igualmente ellos sirven como tutores o como modelo a seguir para los más pequeños, lo cual ayuda a perfeccionar sus habilidades académicas y les deja un sentido de orgullo para enriquecer su ser.

 
IMG_7432.jpg
 
IMG_7425.jpg